¿Dimitirá el primer ministro español tras el escándalo del lobby marroquí?

[Actualización del 29 de abril: Sánchez ha recurrido descaradamente a las manifestaciones públicas de sus partidarios para desafiar el proceso judicial e ignorar cuestiones serias. Hasta ahora los medios del Reino Unido han estado en connivencia con él. Si un político de “derecha” se hubiera comportado de esta manera, los periodistas británicos lo habrían denunciado como un demagogo populista. Pero a un político de “izquierda” se le da vía libre.]

El misterio rodea al primer ministro socialista de España, Pedro Sánchez, este fin de semana después de que alimentó especulaciones de que podría renunciar debido a una serie de acusaciones de corrupción contra él y su esposa. Muchos observadores sospechan que Sánchez está maniobrando para reforzar su apoyo en la izquierda y que mañana utilizará su influencia política para intentar cerrar las investigaciones.

[Este artículo también está disponible en inglés – This article is also available in English.]

Algunas de estas acusaciones se relacionan con un caso judicial iniciado por una fundación legal dirigida por un veterano nacionalista español, y algunas también involucran las relaciones comerciales y políticas de España con el Reino de Marruecos.

Hace más de un año, expusimos el papel de los lobistas marroquíes en el procesamiento por motivos políticos de nuestra corresponsal europea Isabel Peralta.

Isabel ha hecho campaña contra la corrupción de la política española: ha destacado el intento de chantaje ejercido por el Gobierno marroquí, que amenazaba con inundar España de inmigrantes a menos que España aceptara el control marroquí sobre el Sáhara Occidental.

Pedro Sánchez y su esposa Begoña Gómez están en el centro de múltiples acusaciones que amenazan con forzar la dimisión del presidente del Gobierno español.

Esta es una disputa diplomática que ha durado más de medio siglo, desde que España renunció a su control colonial sobre la provincia que alguna vez se conoció como Sahara español. Marruecos busca apoderarse de toda el área, pero se opone a un movimiento independentista llamado Frente Polisario, que cuenta con el respaldo de Argelia.

A los españoles les interesaba económicamente respaldar al Polisario, en parte para mantener buenas relaciones con Argelia, que suministra gas natural a España. Pero durante los últimos tres o cuatro años el gobierno marroquí ha ejercido chantaje a España.

Isabel denunció este chantaje en una manifestación frente a la embajada de Marruecos en Madrid en mayo de 2021 (en ese momento lideraba un grupo juvenil nacionalista español).

Isabel Peralta, corresponsal de H&D, dirigiéndose a una manifestación frente a la embajada de Marruecos en 2021: Isabel todavía enfrenta cargos penales en relación con este discurso. Los cargos fueron motivados por un empleado de un importante cabildero marroquí.

Diez días después de esta manifestación, la policía política de Madrid recibió la visita de Sofía Bencrimo, que en aquel momento trabajaba en una organización benéfica que promueve la integración de inmigrantes. El presidente de esta organización benéfica es Mohammed Chaib Akhdim, un veterano político y hombre de negocios con estrechos vínculos personales y financieros con el gobierno marroquí, la misma gente cuyas acciones fueron expuestas y criticadas en el discurso de Isabel.

Chaib es exdiputado en los parlamentos catalán y de Madrid por el partido de izquierda PSC (Partido Socialista de Cataluña). Este es uno de los partidos de los que depende el presidente Pedro Sánchez para mantener en el poder su gobierno de coalición.

Pero Chaib también es un rico hombre de negocios con intereses financieros en su Marruecos natal y, en particular, se beneficiará de que Marruecos tome el control del Sáhara Occidental. Desde 1992 fue director de desarrollo de negocio en Marruecos de COMSA Industrial, empresa con amplios intereses en proyectos de ingeniería y construcción en Marruecos, incluido el territorio en disputa del Sáhara Occidental.

Más tarde, ese mismo día, estos policías enviaron un informe a los fiscales: este fue el primer paso en el proceso que condujo al juicio penal de Isabel. El expediente de la fiscalía, de más de 90 páginas (cuya copia ha sido obtenida por H&D) se basó en una sola denuncia: las “pruebas” de Sofia Bencrimo, empleada del lobista marroquí con buenas conexiones políticas Mohammed Chaib.

El lobby marroquí Mohammed Chaib (segundo a la izquierda) con Pedro Sánchez.

En este contexto, y con los cargos penales contra Isabel aún avanzando lentamente en el sistema judicial de Madrid, los lectores comprenderán que H&D se ha interesado especialmente en las siniestras conexiones entre el gobierno español y los lobbystas marroquíes. Estas conexiones no sólo han subvertido la política de inmigración de España, sino que también han llevado a que nuestro propio corresponsal sea procesado. ¡Un activista patriótico está en el banquillo, mientras que los verdaderos criminales son los que tienen autoridad!

El alcance total de esta criminalidad finalmente se está volviendo más claro, razón por la cual el presidente Sánchez hizo su amenaza sin precedentes de dimitir, y esta semana se esconde de la prensa mundial.

H&D no puede comentar sobre todas las acusaciones amplias y a veces extrañas contra Sánchez y su esposa, pero ciertos hechos inquietantes ya están claros.

El momento de la amenaza de dimisión del Primer Ministro está relacionado con dos acontecimientos recientes.

En primer lugar, un juzgado de Madrid abrió una investigación previa contra su esposa Begoña Gómez “por el presunto delito de tráfico de influencias y corrupción”. Esta investigación se basa en una denuncia de Manos Limpias, una fundación dirigida por Miguel Bernad, un abogado madrileño (ahora de 82 años) cuyas raíces políticas están en el partido nacionalista Fuerza Nueva y que fue un alto aliado de ese El líder del partido, Blas Piñar.

Miguel Bernad, exsecretario general del partido nacionalista español Fuerza Nueva, dirige la fundación que ha presentado acusaciones de corrupción contra el presidente del Gobierno y su esposa.

Curiosamente, Bernad tenía conocimiento personal de los extraños antecedentes familiares de la señora Gómez. Su padre, Sabiniano Gómez, es propietario de varios establecimientos de saunas gay en Madrid, y periodistas conservadores han informado que Miguel Bernad era el funcionario del ayuntamiento responsable de conceder licencias a dichos establecimientos, que varios periódicos españoles han descrito abiertamente como burdeles homosexuales.

Ciertamente es una conexión extraña: el equivalente en Londres sería si el suegro de Rishi Sunak fuera el propietario de las saunas del Soho en lugar de ser uno de los hombres más ricos de la India…

Quizás sea significativo que también se sepa que miembros destacados del principal partido conservador (PP) de España planearon hace varios años llevar a cabo investigaciones sobre el suegro del presidente del Gobierno y explotar cualquier escándalo.

Y aquí es donde el supuesto chantaje marroquí vuelve a cobrar relevancia.

Una rara foto de Sabiniano Gómez, dueño de un burdel gay y suegro del presidente del Gobierno español

El software espía Pegasus, desarrollado por Israel, fue utilizado por las autoridades marroquíes para atacar los teléfonos móviles del presidente Sánchez y de algunos de sus ministros. En lugar de presionar para que se investigara y castigara a quienes lo habían espiado, Sánchez se mostró feliz de permitir que el caso se desestimara. En parte porque la empresa israelí detrás del software espía se negó a cooperar, un juez español abandonó su investigación después de 12 meses.

Sin embargo, el pasado martes se reabrió el caso, gracias a la información facilitada a los tribunales españoles por la investigación francesa sobre un espionaje marroquí similar.

A los pocos días de reabrirse el caso de espionaje, Sánchez amenazó con dimitir. ¿Está intentando nuevamente interferir con la investigación y, de ser así, qué revelaciones teme?

Lo que sí se sabe es que Marruecos espió al presidente Sánchez en 2021, cuando de repente cambió la política de España y empezó a favorecer a Marruecos sobre el Sáhara Occidental.

Desde entonces, Sánchez ha favorecido repetidamente a Marruecos. Hace unas semanas anunció planes de inversión española en Marruecos por un total de 45.000 millones de euros.

Otro aspecto curioso es que el Reino de Marruecos tiene estrechas relaciones no sólo con Israel (de ahí su uso de software de espionaje israelí) sino también con la Rusia de Vladimir Putin.

El rey Mohammed VI de Marruecos con Vladimir Putin después de firmar un acuerdo militar y de inteligencia en 2016.

En 2016, mientras se preparaba para trabajar con tecnología israelí para espiar a los gobiernos de Europa occidental, Marruecos firmó un acuerdo con Rusia para cooperar en asuntos militares y de inteligencia.

Esta cooperación se ha extendido desde la invasión de Ucrania por parte de Putin. Desafiando las sanciones europeas, Marruecos se ha convertido en uno de los socios comerciales más importantes del Kremlin. Marruecos importa petróleo de Rusia y también exporta petróleo a España.

Si se descubriera que Sánchez y sus amigos marroquíes habían confabulado para evadir las sanciones petroleras, en beneficio del Kremlin, esto sería una grave traición a Europa.

La fallida política de inmigración del gobierno español ya es una traición no sólo a los españoles sino a todos los europeos; Si Sánchez (a través de Marruecos) está ayudando indirectamente a la maquinaria de guerra neoestalinista, su repugnante historial de traición se agravaría.

Mientras el presidente Sánchez lucha por Marruecos, Isabel Peralta y H&D continuamos nuestra lucha por la verdadera Europa.

Como saben nuestros lectores habituales, nuestra corresponsal Isabel Peralta ha visto interrumpido su viaje al Reino Unido en tres ocasiones debido al acoso por parte de la seguridad fronteriza que trabaja con sus homólogos españoles y alemanes. Las últimas pruebas deberían convencer al Ministerio del Interior de que la verdadera amenaza a los intereses de seguridad británicos y europeos proviene del propio gobierno español, no de Isabel. Seguiremos luchando por nuestra camarada y confiamos en que ningún obstáculo le impedirá seguir defendiendo la verdadera Europa, como el más brillante faro de esperanza para nuestra causa.

Praxis revolucionaria: la estrategia de la protesta callejera

Durante los últimos días, los nacionalistas británicos y europeos han tenido que elegir cuándo y cómo participar en protestas callejeras. El editor asistente de H&D, Peter Rushton, ofrece esta introducción a la estrategia de protesta callejera en 2023. This article is also available in English.

Isabel Peralta en primera línea de las barricadas en el centro de Madrid este fin de semana

España se está volviendo rápidamente ingobernable a medida que los patriotas (incluida nuestra corresponsal europea Isabel Peralta) salen a las calles en protesta contra el sórdido y traicionero acuerdo de amnistía ofrecido a los subversivos catalanes por el primer ministro Pedro Sánchez. Mientras tanto, en Londres, el criminal de carrera Stephen Yaxley-Lennon –más conocido como “Tommy Robinson”– está intentando otro regreso político como líder de las contraprotestas contra los partidarios de Palestina. Y en París, la principal líder de la oposición, Marine Le Pen, pasada y futura candidata presidencial por el partido nacionalista Rassemblement National (anteriormente Frente Nacional Francés), ha participado en una manifestación pro-Israel.

¿Qué factores deberían tener en cuenta los nacionalistas raciales al decidir si adoptan una estrategia de protestas callejeras?

En primer lugar, debemos centrar nuestra mente en el objetivo de la protesta. Esto puede parecer obvio, pero lamentablemente en 2023 muchos nacionalistas están demasiado dispuestos a calzarse las botas de marcha simplemente para “hacer algo”, porque están frustrados por las evidentes crisis de la sociedad europea y la aparente incapacidad de los partidos nacionalistas para montar un serio desafío político (tras, por ejemplo, el colapso del BNP en el Reino Unido hasta convertirlo en un mero canal de recaudación de fondos para sus líderes corruptos e indolentes).

Tomando los tres ejemplos anteriores, el caso más obvio es la manifestación parisina que pretendía única y descaradamente ser una manifestación a favor de Israel. La postura de Marine Le Pen fue bien recibida nada menos que por Serge Klarsfeld, el principal “antinazi” francés que ahora tiene 88 años y tiene vínculos de larga data con la inteligencia israelí. Klarsfeld dijo al periódico conservador Le Figaro: “Cuando veo a un gran partido de extrema derecha abandonar el antisemitismo y el negacionismo y avanzar hacia nuestros valores republicanos, naturalmente me alegro”.

Marine Le Pen con dos de sus principales aliados, Jordan Bardella y Sébastian Chenu, se unieron el domingo a una marcha multipartidista en París contra el “antisemitismo” y en defensa de Israel.

Los lectores de H&D comprenderán que no me alegro. Pero tampoco me sorprende. Este fin de semana es simplemente la culminación de una relación de larga data entre la dinastía Le Pen y los servicios de inteligencia israelíes, que finalmente lograron apoderarse de los dos principales partidos políticos de la “extrema derecha” francesa.

El llamado de Tommy Robinson a los patriotas británicos para que descendieran sobre Londres y se opusieran a los manifestantes pro palestinos fue sólo un poco más complicado. Robinson saltó a la fama en 2009 como líder de la Liga de Defensa Inglesa (EDL) con una agenda explícitamente antimusulmana. Aunque era declaradamente “antirracista” y contaba con numerosos activistas no blancos, el EDL creció justo cuando el BNP comenzaba a implosionar y atrajo a muchas personas que alguna vez habrían sido partidarios del BNP.

Aunque ha sido desacreditado varias veces en la última década, Robinson recibe una fuerte promoción de los medios de comunicación y algunos nacionalistas sinceros todavía lo consideran un líder de algo que se parece vagamente a nuestra causa patriótica. Es especialmente popular entre las bandas de fútbol y otros que están (a menudo por razones honorables) deseosos de enfrentarse a los enemigos de la Europa blanca en las calles.

Pero el objetivo del llamado a la acción del sábado pasado en Londres fue obviamente fraudulento, como se apresuraron a señalar tanto H&D como el líder de Alternativa Patriótica, Mark Collett.

Una amplia gama de reaccionarios, incluidos periódicos conservadores y la entonces ministra del Interior, Suella Braverman (una india casada con un judío), amplificaron la falsa afirmación de Robinson de que el Cenotafio estaba amenazado por manifestantes pro palestinos (principalmente de origen extranjero). El hecho es que la marcha del sábado hacia Gaza nunca iba a amenazar el Cenotafio, ni siquiera pasar por Whitehall.

El criminal y falso “patriota” Tommy Robinson (segundo a la derecha) muestra su verdadera lealtad con esta repugnante bandera híbrida antes de la caótica protesta antipalestina del sábado pasado en Londres.

En otras palabras, el objetivo central del grito de guerra de Robinson era fraudulento. Su objetivo era principalmente incorporar a los nacionalistas británicos (una versión diminuta, fragmentada y de baja categoría del partido de Marine Le Pen) como aliados explícitos del sionismo. Y en segundo lugar, dividir, desviar y desacreditar a aquellos patriotas que de otro modo podrían contribuir a construir un auténtico desafío nacionalista racial a nuestra traicionera élite política.

El variopinto grupo de Robinson logró ser a la vez una “mala óptica” para el nacionalismo y representar una ideología contraproducente y fundamentalmente defectuosa. Como dijo una vez un analista francés (atribuido erróneamente al estadista Talleyrand): C’est pire qu’un crime, c’est une faute. Es peor que un crimen, es un error.

Por el contrario, el objetivo central de las continuas manifestaciones en Madrid es totalmente válido: oponerse a la desintegración de España. Esta traición nacional es un acuerdo cínico del primer ministro Pedro Sánchez, líder del falso partido “socialista” español PSOE. Como explicó Isabel Peralta en el número 116 de H&D hace dos meses, el circo político partidista español resultó en unas elecciones parlamentarias inconclusas. Para obtener una mayoría en el parlamento de Madrid (las Cortes), Sánchez debe llegar a acuerdos no sólo con sus principales aliados de la extrema izquierda, sino también con una variedad de partidos regionalistas/separatistas vascos y catalanes.

Entre ellos se encuentra el partido separatista catalán de línea dura Junts, cuyos líderes han estado prófugos de la justicia española durante varios años. Fueron declarados culpables de sedición y otros delitos después de que organizaran un “referéndum” ilegal como parte de un esfuerzo inconstitucional para separarse de España. Y a pesar de ser políticamente conservadora en otros aspectos, su conspiración antiespañola se ganó el apoyo de la habitual galería internacional de subversivos antieuropeos, incluido el abogado paquistaní “escocés” Aamer Anwar, que comenzó su carrera política como un vándalo marxista destrozando el monumento erigida en homenaje a Rudolf Hess cerca de Glasgow.

Sánchez ha ofrecido una amnistía a Junts por los crímenes de sus dirigentes. El propio Primer Ministro está subvirtiendo deliberadamente tanto la Constitución española como el Estado de derecho, simplemente para obtener una mayoría parlamentaria que le permita mantenerse en el cargo. La situación es en cierto modo similar a la de Gran Bretaña en 1913-14, cuando el líder conservador Bonar Law denunció un pacto con los “nacionalistas” irlandeses diseñado para mantener en el cargo al primer ministro liberal Asquith:
“No reconocemos al gabinete liberal como el gobierno constitucional de un pueblo libre. Los consideramos un comité revolucionario que ha entrado mediante fraude en el poder despótico”.

Manifestantes antigubernamentales corearon anoche a la policía de Madrid: “son las diez, gaseadnos otra vez”

En respuesta al escandaloso acuerdo de amnistía, los patriotas españoles se han manifestado durante las últimas diez noches en el centro de Madrid, enfrentándose a filas masivas de policías armados frente a la sede del gobernante PSOE. Mayores madrileños junto a bandas de fútbol; conservadores, nacionalistas cívicos, falangistas y nacionalsocialistas; Todo esto y más han llenado las calles de su capital, y la autoridad del gobierno de Sánchez se está desmoronando.

Por lo tanto, en el caso de las manifestaciones de Madrid –en marcado contraste con París y Londres– el objetivo de las protestas callejeras es claramente válido y vale la pena apoyarlo. De hecho, es deber de los nacionalistas raciales asumir un papel de liderazgo en tales protestas, incluso si están organizadas por reaccionarios conservadores con quienes tenemos poco más en común.

Entonces, la segunda pregunta es: ¿cómo contribuye una protesta callejera en particular a promover nuestra ideología y hacer avanzar nuestro proyecto político más amplio?

Volviendo brevemente al caos del sábado pasado en Londres, podemos ver fácilmente que (incluso dejando de lado el prospecto fundamentalmente fraudulento de “Tommy Robinson” y sus colegas propagandistas sionistas) los nacionalistas raciales no ganaban nada participando en tal evento.

No había posibilidad de promover ideas nacionalistas raciales, y toda la farsa simplemente estaba llevando a muchos patriotas, por lo demás sinceros, a un callejón sin salida político.

En Madrid, por el contrario, la situación exige una planificación estratégica seria, además de valentía. Es obvio que los líderes de las manifestaciones antiSánchez son reaccionarios, principalmente del supuestamente “derecha” Vox y del conservador Partido Popular. Por lo tanto, al participar, siempre existe el riesgo de que los nacionalistas raciales simplemente actúen como soldados de infantería en beneficio de nuestros enemigos.

Porque no cabe duda de que la reaccionaria “derecha” es nuestro enemigo. En cierto modo, un enemigo más mortífero que la “izquierda” subversiva.

Tucker Carlson, locutor estadounidense y principal portavoz internacional de la derecha reaccionaria, con el líder de Vox, Santiago Abascal, en la protesta de anoche en Madrid. La tarea de los nacionalistas raciales es separarnos de la agenda reaccionaria de Abascal-Carlson, incluso mientras estamos en primera línea en manifestaciones de amplia base.

Pero es un riesgo que vale la pena correr. No sólo porque es nuestro deber estar en primera línea cuando nuestra nación está bajo ataque (ya sea como patriotas británicos y del Ulster enfrentando al IRA y sus simpatizantes, o como patriotas españoles enfrentando a sus equivalentes vascos o catalanes), sino porque al demostrar nuestra compromiso –nuestra devoción fanática a la raza y la nación– podemos comenzar a despertar incluso a aquellos de nuestros compatriotas que anteriormente tenían una perspectiva ideológica limitada.

Además, la evidente quiebra de la constitución “democrática” española de 1978 significa ahora que los acontecimientos se están moviendo rápidamente y que el potencial de radicalización es mayor que en cualquier otro lugar de Europa occidental.

Sin embargo, es esencial que los nacionalistas raciales logren el delicado equilibrio de participar en una protesta de base amplia, pero también mantener nuestro mensaje distintivo.

Esto se puede lograr mejor mediante:
(a) continuar con un aluvión de propaganda en línea centrada en nuestra ideología central y relacionarla con la confrontación en rápido desarrollo en las calles:
y (b) garantizar que nuestros militantes exhiban carteles y pancartas que reflejen nuestro mensaje, no el mensaje reaccionario.

Esto significa, por ejemplo, que ya sea en Madrid, París o Londres nunca debemos llevar pancartas o publicar propaganda en línea que exponga nuestro caso en términos religiosos más que raciales.

Por supuesto, en varios puntos de nuestra lucha tendremos aliados que piensen principalmente en términos religiosos, lo que significa que en Madrid nuestros aliados serán a menudo católicos devotos, mientras que en Belfast o Glasgow nuestros aliados serán a menudo protestantes militantes.

Pero nuestra lucha contra el debilitamiento de la civilización occidental y la traición de nuestras naciones y nuestra raza no es una lucha contra el Islam, como tampoco es una lucha a favor o en contra del Papa. Para nosotros no supone ninguna diferencia si un inmigrante no europeo es musulmán, cristiano, hindú, budista, zoroástrico o marxista/ateo. Resistimos la invasión no europea en nombre de la preservación racial y del verdadero renacimiento europeo, no en nombre de ningún dios o dioses.

Adoptar una agenda obsesionada con el Islam es la peor forma de rendirse a la política reaccionaria. Ya sea que en casos particulares sirva o no a la agenda sionista, simplemente no tiene parte en una lucha nacionalista racial ideológicamente coherente.

Sólo manteniendo una línea ideológica coherente podremos obtener alguna ventaja política de estos enfrentamientos callejeros. Nunca debemos olvidar que la nuestra es una guerra de ideas, no una simple escaramuza callejera de adolescentes. Las batallas en las calles son un medio para lograr un fin, no un fin en sí mismas.

Lo que nos lleva a un tema final para el análisis de hoy. Habiendo abordado la estrategia, ¿qué pasa con las tácticas? ¿Qué métodos son justificables en la consecución de nuestros objetivos?

La respuesta simple es que todos y cada uno de los métodos son justificables, siempre que sean necesarios y estén adecuadamente enfocados.

En Gran Bretaña continental, todo discurso sobre violencia política es (en todas las circunstancias actuales concebibles) completamente contraproducente y debería ser rechazado por nacionalistas raciales serios, independientemente de consideraciones morales y legales. Mientras que en Irlanda del Norte ha habido momentos en el pasado muy reciente en los que la violencia no sólo era necesaria, sino que era el deber de todo patriota decente en la lucha contra un enemigo vil y asesino: el IRA y sus representantes y escisiones.

En Madrid, las acciones traicioneras y subversivas del Primer Ministro han cruzado la línea en la que la resistencia –incluso la resistencia violenta– se convierte no sólo en una opción sino en un deber.

Así que la pregunta central para los nacionalistas no es si la violencia está filosóficamente justificada, sino en qué punto se vuelve necesaria y prácticamente alcanzable. Esa es una decisión que sólo pueden tomar en el día a día los involucrados. Pero nuevamente el imperativo para los líderes de nuestro movimiento es mantener un sentido de objetivo más amplio. La adrenalina de la batalla debe atenuarse con un enfoque estratégico. Estamos en política para lograr una revolución nacional, no para obtener la satisfacción a corto plazo que se puede obtener eligiendo un concejal o destrozando las instalaciones de nuestros enemigos.

Isabel Peralta y un camarada del nuevo grupo juvenil nacionalsocialista Sección de Asalto saludan a la multitud la semana pasada frente a la sede del PSOE. Con el tradicional saludo de los falangistas de los años 30, Isabel y sus camaradas buscan radicalizar estas manifestaciones y revivir los mejores elementos del legado de Ramiro Ledesma Ramos y los mártires de 1936, no el legado reaccionario del régimen de Franco.

Y esa revolución nacional se logrará mediante un compromiso constante y un pensamiento serio, no mediante la mentalidad que prevalece en Internet según la cual un día se hacen afirmaciones extravagantes para ser olvidadas al día siguiente, en busca del siguiente “cebo para hacer clic”, el los siguientes “me gusta”, los siguientes “seguidores”.

El tipo de seguidores que necesitamos son personas que lean un libro y pasen horas arriesgándose en una confrontación callejera. Como dijo mi viejo camarada Jonathan Bowden, necesitamos el retorno del concepto ideal de Lord Byron: el matón culto.

Otros artículos en este sitio y en H&D examinarán la ideología que sustentará y motivará a estos matones cultos: la praxis revolucionaria de la década de 2020.

Quiénes son los verdaderos ‘terroristas’? Peter Rushton de H&D investiga…

Acción Roja, el ala militante del antifascismo británico durante las décadas de 1980 y 1990, estaba abiertamente aliada de los terroristas del IRA.

El día antes de la reunión de Heritage & Destiny de este año, nuestra corresponsal europea Isabel Peralta fue nuevamente detenida durante más de cuatro horas por la seguridad fronteriza en el aeropuerto de Manchester, utilizando el Anexo 7 de la Ley contra el Terrorismo del Reino Unido. Su teléfono y su ordenador fueron confiscados y examinados durante dos días por agentes del altamente politizado Comando Antiterrorista (SO15, antigua Rama Especial), que trabaja en estrecha colaboración con el servicio de seguridad británico MI5.

Esto sigue a un procedimiento similar el año pasado: otro acto de flagrante acoso político. No hace falta decir que no se presentaron cargos, porque Isabel no ha cometido ningún delito según la ley del Reino Unido. En el Reino Unido no es un delito ser nacionalsocialista; no es un crimen defender el honor de la División Azul (los valientes voluntarios españoles que lucharon junto al ejército alemán en defensa de la frontera oriental de Europa contra los bárbaros de Stalin); no es un delito cuestionar los mitos históricos (por más que muchos grupos de presión bien financiados promuevan esos mitos); y no es delito oponerse a la profanación de la tumba de José Antonio Primo de Rivera, el gran patriota español y líder falangista.

Sin embargo, la revista “antifascista” Searchlight ha iniciado una campaña para presionar al Ministro del Interior, alegando que el acoso de las Fuerzas Fronterizas a Isabel Peralta fue insuficiente. ¡Exigen que este patriota valiente y decidido, líder de una nueva generación de europeos que no tienen miedo de defender nuestra civilización, sea excluido del Reino Unido!

Y tienen el descaro de comparar a Isabel con las oleadas de inmigrantes ilegales que inundan nuestras fronteras a diario, desde todos los rincones del mundo, y que son totalmente ajenos a la cultura y las tradiciones europeas.

Es hora de preguntar: ¿quiénes son estos “antifascistas” y quiénes son los verdaderos terroristas?

¿Quién es el verdadero terrorista? Isabel Peralta (arriba), que nunca ha sido condenada por ningún delito penal; o el profesor académico judío Robert Misrahi (abajo), que colocó una bomba en un club de militares en Londres y luego escapó a París, protegido por judíos y “antifascistas”. A pesar de muchas solicitudes, la policía de Londres nunca actuó para extraditar al profesor Misrahi.

Searchlight se enorgullece de rastrear sus orígenes en las bandas militantes de judíos y comunistas que lucharon contra la Unión Británica de Fascistas y Nacionalsocialistas de Sir Oswald Mosley durante la década de 1930. Esta violenta alianza judío-comunista (que incluía a algunos de los gánsteres más notorios de Londres) se jactaba de que una de sus tácticas habituales era incrustar hojas de afeitar en patatas y arrojárselas a los fascistas, policías y caballos de policía británicos.

Más precisamente, Searchlight afirma descender de la alianza de posguerra más secreta pero igualmente violenta de judíos sionistas y comunistas conocida como el Grupo 43, que llevó a cabo infiltración encubierta de grupos nacionalistas británicos, así como robos y asaltos violentos.

Un hecho de importancia crítica, pero que a menudo se pasa por alto, es que la violencia “antifascista” del Grupo 43 coincidió con una campaña de atentados y asesinatos dirigida por una de las redes de asesinos terroristas más brutales del mundo: judíos que lucharon contra el Imperio Británico así como contra civiles árabes de 1945 a 1948, para establecer lo que hoy es el Estado de Israel.

De hecho, el nombre mismo del Grupo 43 –contrariamente a muchas mentiras contadas en libros sobre antifascismo– se deriva de un célebre caso de 43 paramilitares que fueron arrestados por las autoridades británicas en Palestina en octubre de 1939, pocas semanas después del inicio de la guerra. En un cínico acto de oportunismo político, incluso después de que el Imperio Británico hubiera declarado la guerra a Adolf Hitler, los paramilitares judíos se estaban entrenando ilegalmente para librar su propia guerra, de ser necesario contra los británicos. Sólo una intensa presión política salvó a estos 43 judíos de una larga sentencia de cárcel.

Boris Senior, un terrorista judío y más tarde oficial de la fuerza aérea israelí, trabajó con los 43 miembros del Grupo “antifascista” de Londres para planificar el asesinato de un general británico, Sir Evelyn Barker.

Después de nombrar a su grupo con el nombre de estos terroristas judíos ilegales en formación, muchos agentes “antifascistas” del Grupo 43 pasaron a trabajar con bandas terroristas sionistas que apuntaban explícitamente a militares y civiles británicos. Por ejemplo, Samuel Landman –un abogado corrupto y ex secretario del primer presidente de Israel, Chaim Weizmann– trabajó para el grupo terrorista Irgun (responsable del atentado contra el hotel King David), suministrando inteligencia política desde dentro del establishment británico.

Los hijos de Landman, Deborah y David, estuvieron involucrados con el Grupo 43 “antifascista” y con el terrorismo del Irgun. Fueron directamente responsables de organizar un complot para asesinar al general Sir Evelyn Barker, ex comandante de las fuerzas británicas en Palestina. Estos dos miembros del Grupo 43 (junto con el futuro presidente israelí Ezer Weizman y un piloto judío sudafricano, Boris Senior) hicieron planes detallados para asesinar a Sir Evelyn en su casa, un complot que abandonaron debido a la vigilancia policial.

Otras víctimas de los terroristas judíos no tuvieron tanta suerte. En mayo de 1948, un joven estudiante, Rex Farran, fue asesinado por un paquete bomba en la casa de su familia cerca de Wolverhampton. La bomba estaba destinada a su hermano, un héroe de guerra del SAS que había sido demasiado eficaz (desde el punto de vista de los judíos) en las operaciones antiterroristas de posguerra en Palestina. La banda judía responsable del asesinato de Farran nunca fue detenida.

Otro miembro de la misma banda colocó una bomba dentro de un club de militares cerca de Trafalgar Square en marzo de 1947. Este terrorista despiadado escapó a París, donde fue protegido por compañeros judíos y “antifascistas”, incluido el filósofo Jean-Paul Sartre. El atacante sigue vivo, después de haber desarrollado una carrera ininterrumpida en la academia francesa: es el profesor Robert Misrahi, un sionista activo y “antifascista”.

El Hotel Rey David en Jerusalén, volado por el terrorista judío Irgun en una de las peores atrocidades terroristas del mundo. Un terrorista del Irgun trabajó más tarde con el Grupo 62 antifascista que creó Searchlight, la organización que ahora hace campaña contra Isabel Peralta.

Misrahi y sus compañeros terroristas nunca fueron molestados por la policía británica a pesar de haber hecho explotar bombas en suelo británico. Uno de ellos incluso conspiró para infectar el suministro de agua de Londres con cólera, utilizando contactos entre científicos judíos del Instituto Pasteur de París.

Así son los terroristas de quienes los “antifascistas” de hoy remontan con orgullo su herencia.

Searchlight desciende directamente del brazo de inteligencia del sucesor del Grupo 43, el Grupo 62, fundado por judíos y comunistas en 1962 para montar ataques violentos contra los movimientos políticos británicos liderados por Sir Oswald Mosley, Colin Jordan, John Tyndall y John Bean.

Parte del entrenamiento del Grupo 62 provino de una oficial de inteligencia israelí, Monica Medicks, que tenía experiencia directa con el terrorismo sionista de posguerra y se ofreció como voluntaria poco después de la Segunda Guerra Mundial para unirse al Irgun Zvai Leumi, el grupo responsable de muchas atrocidades terroristas, incluido el bombardeo del Hotel Rey David de Jerusalén en julio de 1946, matando a 91 personas.

Su marido Stanley Medicks (1925-2013) fue un comandante de Mahal (‘Voluntarios del Extranjero’) que reclutaba judíos de todo el mundo para luchar por el nuevo estado sionista en 1948. Curiosamente, una vez que este estado estuvo asegurado, Stanley y Monica Medicks eligieron no quedarse en Palestina, sino mudarse primero a Kenia (donde había nacido Stanley Medicks) y luego, un tanto irónicamente, huir del terrorismo antibritánico y antiblanco del famoso Mau Mau y establecerse en Londres, donde Stanley era en la superficie un vendedor de autos usados, pero tanto él como su esposa trabajaron en diversos roles para la inteligencia israelí.

Monica Medicks –la terrorista antibritánica convertida en oficial de inteligencia israelí y militante “antifascista” de Londres– pasó a asesorar a JACOB –el Comité de Ayuda Judía de Gran Bretaña– que en la primavera de 1966 hizo circular propuestas dentro de la comunidad judía para una nueva, estrategia judía agresiva. La Brigada Especial de la Policía Metropolitana vigiló esta nueva forma de extremismo judío, al igual que lo había hecho con el Grupo 62.

(arriba) Cyril Paskin, un hombre de negocios judío radicado en Londres y comandante del violento Grupo 62 “antifascista”. (abajo) Gerald Ronson, el aliado más cercano de Paskin, condenado por violencia política y fraude, pero ahora un respetable cabildero judío, visto aquí con el entonces primer ministro David Cameron.

Con el tiempo, JACOB evolucionó hasta convertirse en el hoy muy respetable “Community Security Trust”, un grupo de presión judío que trabaja en estrecha colaboración con la policía y los servicios de seguridad británicos. El presidente fundador del CST, Gerald Ronson, es ahora amigo de los aristócratas y la realeza británica, a pesar de haber sido un matón del Grupo 62 y de haber sido condenado por un asalto violento a uno de los seguidores de Sir Oswald Mosley. Ronson era un amigo cercano y aliado del oficial de inteligencia del Grupo 62, el ex candidato del Partido Comunista, Gerry Gable, quien ahora es el editor y editor de Searchlight, y lidera la campaña para presentar a Isabel Peralta como una criminal.

Si bien Isabel Peralta no tiene condenas penales, Ronson y Gable tienen varias condenas penales entre ellos. Además de su condena por violencia por motivos políticos, Ronson cumplió varios años de prisión por su papel destacado en uno de los casos de fraude más notorios de la City de Londres, mientras que Gable fue condenado junto con dos compañeros “antifascistas” por entrar ilegalmente en la casa de el historiador británico David Irving, con el objetivo de robar documentos.

Una galería de criminales “antifascistas” en Manchester: (de izquierda a derecha) el activista de Acción Roja Denis Clifford; Paddy Logan, gángster vinculado al IRA, asesinado a tiros en 1999; la asesina “antifascista” y mafiosa Dessie Noonan, asesinada a puñaladas en 2005; y el jefe de Searchlight en Manchester, Steve Tilzey.

En años posteriores, Searchlight desarrolló estrechos vínculos con otras ramas del antifascismo extremadamente violento, en particular la “Acción Antifascista”. El principal agente norteño de Searchlight, Steve Tilzey, fue encarcelado por su participación en el secuestro de un joven activista del Frente Nacional. Al dictar sentencia, el juez dijo a Tilzey y a sus compañeros de conspiración, entre los que se encontraban figuras destacadas del “Partido Socialista de los Trabajadores” trotskista: “las armas que se llevaron son bastante espantosas, capaces de infligir las heridas más graves y, en muchos casos, de matar”.

Una de las manos derechas de Tilzey en el antifascismo de Manchester era un famoso asesino del hampa: Dessie Noonan, que más tarde fue asesinado por un compañero traficante de drogas.

Aún más violencia grave fue llevada a cabo por otro de los aliados de Searchlight en Acción Antifascista, uno de sus principales militantes londinenses, Patrick Hayes, que fue condenado a 30 años de cárcel por colocar una bomba del IRA frente a Harrods, la famosa tienda en el centro de Londres. Otro de los compañeros “antifascistas” de Hayes –Liam Heffernan– fue encarcelado durante 23 años por robar explosivos en nombre de otro grupo terrorista irlandés, el INLA.

El destacado “antifascista” de Londres, Patrick Hayes, recibió una sentencia de 30 años de prisión por terrorismo del IRA.

A lo largo de este período, los “antifascistas” más militantes de Gran Bretaña a menudo también estuvieron involucrados con el terrorismo irlandés, del mismo modo que sus predecesores habían estado activos en el terrorismo judío contra objetivos británicos.

Probablemente el peor crimen cometido por los “antifascistas” que trabajaban con el IRA fue el atentado de Warrington en 1993, en el que murieron Tim Parry, de 12 años, y Johnathan Ball, de 3.

Sin embargo, después de estas décadas de asociación con algunos de los peores matones y brutalidades de la historia política británica, los “antifascistas” se atreven a hacer campaña contra una joven cuyo único “crimen” es expresar puntos de vista políticos e históricos con los que no están de acuerdo.

Tenemos este mensaje para los matones “antifascistas” y sus patrocinadores financieros: Heritage and Destiny apoyará a nuestra valiente camarada Isabel Peralta en cualquier nivel necesario para derrotar su campaña de intimidación. Siempre que mientas sobre Isabel para inducir a la policía “antiterrorista” británica a acosarla, responderemos con la verdad sobre tus propios amigos terroristas y tus conexiones que se remontan a muchas décadas atrás.

Estamos seguros de que ninguna fuerza policial, ninguna agencia de seguridad siniestra y ninguna influencia financiera derrotarán la verdad.

La verdadera Europa representada por Isabel Peralta derrotará el orden antieuropeo de mentiras y argucias impuesto por la innombrable élite internacional.

El logo de “Acción Antifascista” promovía abiertamente la violencia política
Isabel Peralta con el editor asistente de H&D, Peter Rushton, en la reunión de Preston el 9 de septiembre, que los militantes “antifascistas” intentaron evitar, sin éxito. Ahora intentan etiquetarnos de terroristas, ¡pero sabemos que la verdad y la civilización europea nunca serán derrotadas por la mentira!

El espía expuesto en sus propias palabras

El abogado madrileño Armando Rodríguez Pérez fue expuesto esta semana como un espía que opera dentro del movimiento nacionalista español y busca subvertir las redes antisionistas internacionales.

Ahora ha salido a la luz más información, extraída de la antigua cuenta de Twitter de este infiltrado.

Armando comenzó a infiltrarse en los círculos nacionalistas radicales a fines de 2020 y luego se convirtió en colíder de un grupo militante nacionalsocialista, Bastión Frontal.

Como se explicó en una investigación detallada a principios de esta semana, su historial anterior implicaba trabajar para un instituto académico incondicionalmente prosionista y antinazi. Ocultó este registro pasado de sus nuevos camaradas.

Armando Rodríguez Pérez con el político español sionista de línea dura Santiago Abascal

Ahora, el alcance del compromiso personal de Armando con la causa sionista puede revelarse en sus propias palabras.

Durante mayo-junio de 2017, al retuitear y comentar tuits de una cuenta oficial del gobierno israelí, Armando declaró públicamente su compromiso con la posición sionista de línea dura de “reunificar Jerusalén” como la capital judía.

El 27 de mayo de 2017, después de que una resolución pro-sionista de línea dura del Parlamento checo condenara a la UNESCO por sus críticas a Israel y respaldara a Jerusalén como la capital de Israel, Armando escribió que los checos habían dado un “gran ejemplo” y dijo a la cuenta del gobierno israelí: “Esperemos que otros muchos toman ejemplo de una vez”.

Diez días después, celebrando el 50 aniversario de la notoria agresión israelí conocida como la ‘Guerra de los Seis Días’, que resultó en la toma sionista de vastas extensiones de territorio de sus vecinos árabes, Armando tuiteó: “En mi opinión, el estudio de la La Guerra de los 6 Días y la reunificación de Jerusalén nos pueden ayudar a comprender muchas cosas: ¡brillante!”

Aunque la mayor parte de su antigua cuenta de Twitter está dedicada a su afición por el ciclismo, los tuits/retuits políticos reflejan una postura consistentemente militante pro-sionista y “anti-nazi” –curioso en un hombre que tres años más tarde se reinventaría a sí mismo como líder nacional- socialista y antisionista ‘radical’ que persigue vínculos con Irán.

Armando nunca en ningún momento explicó este curioso recorrido ideológico, y hasta ahora ninguno de sus nuevos compañeros había revisado su historial.

Si bien puede haber muchas razones (incluida la ironía) para retuitear algo con lo que no está de acuerdo, es obvio, visto en el contexto de sus propias palabras anteriores y su propio historial ya descrito en detalle en el artículo anterior, que Armando Rodríguez Pérez estaba retuiteando en celebración del anti-nazismo y el sionismo.

Por ejemplo, en los últimos meses ha sido un anglófobo declarado y enemigo de todo lo estadounidense, pero en el aniversario de 2017 del desembarco angloamericano del Día D en Normandía (6 de junio de 1944), Armando tuiteó para celebrar este golpe decisivo contra el Tercer Reich.

También retuiteó resoluciones anti-nazis y pro-sionistas como la siguiente del Parlamento Europeo.

Y en respuesta a los ataques terroristas en Egipto y Barcelona, las personas que Armando se dispuso a retuitear eran, por alguna razón, el Ministerio de Relaciones Exteriores de Israel y el primer ministro extremista de Israel, Benjamin Netanyahu.

Tomado de forma aislada, cualquiera de estos podría verse como algo único, provocado por el terrorismo islamista. Pero en conjunto (y teniendo en cuenta sus propios sentimientos sionistas extremos expresados anteriormente) podemos percibir a Armando Rodríguez Pérez como un antinazi comprometido y partidario de Israel que se dispuso a infiltrarse en grupos nacionalsocialistas y antisionistas.

Al hacerlo, ocultó sus verdaderas lealtades y antecedentes de su propia clienta, Isabel Peralta, y la traicionó cuando estaba de visita en Alemania durante 2022.

El espía ahora ha sido expuesto, y nuestro movimiento saldrá fortalecido de esta desafortunada experiencia.

ESPÍA ANTINAZI DESTACADO

El abogado madrileño Armando Rodríguez Pérez, expuesto hoy como espía antifascista dentro del movimiento nacionalista.

Una figura destacada de varios grupos nacionalistas radicales, nacionalsocialistas y antisionistas en España se revela hoy como un agente “antinazi” encubierto.

Desde finales de 2020 y con creciente protagonismo desde finales de 2021, Armando Rodríguez Pérez lleva una doble vida.

Una cara de Armando Rodríguez Pérez es la de abogado con especialización académica en derechos humanos, organizando congresos con una temática fuertemente ‘antifascista’ y dirigiendo la oficina de Madrid de un despacho de abogados que ofrece asesoramiento a clientes de habla alemana e inglesa en España.

La otra cara de Armando Rodríguez Pérez es la de un líder radical de la ‘extrema derecha’, que no solo representa a algunos de los nacionalsocialistas más notorios de España, sino que asume un papel activo en la dirección de sus organizaciones, lo que genera preguntas inquietantes sobre hasta qué punto él y sus controladores han cruzado la línea de infiltrado a agente provocador.

Durante noviembre y diciembre de 2022 Armando Rodríguez Pérez ha realizado las siguientes acciones:
(1) ha asumido un papel de liderazgo en un nuevo movimiento que represente a la facción ‘Bolchevique Nacional’ de la ‘extrema derecha’ de España;
(2) se infiltró en el círculo de una activista política británica y viajó a su casa en Alemania, donde se reunió con varios destacados activistas nacionalsocialistas alemanes días antes de la desarticulación del supuesto golpe anti democrático;
(3) se ofreció como voluntario para actuar como enlace entre un disidente político fugitivo y el gobierno iraní.

Armando Rodríguez Pérez el 26 de noviembre de 2022 dirigiéndose a una reunión del nuevo ‘Movimiento Pueblo’, su último objetivo de infiltración.

Durante más de un año, hasta la disolución del grupo hace dos meses, Armando Rodríguez Pérez fue colíder de un grupo juvenil nacionalsocialista, Bastión Frontal, y organizó conexiones internacionales con grupos similares en Francia, Italia, Serbia, Polonia y otros lugares.

Y hasta hoy seguía actuando como abogado de la activista que llamó la atención de los medios internacionales sobre Bastión Frontal, la estudiante de 20 años Isabel Peralta.

Sin embargo, Armando Rodríguez Pérez no es lo que parece.

INFILTRÁNDOSE EN LA ‘EXTREMA DERECHA’

Durante el verano de 2020, en los primeros meses de la pandemia, la policía secreta de España (la CGI, más o menos equivalente a la antigua Brigada Especial Británica, o lo que ahora es SO15) comenzó a monitorear las actividades de un nuevo grupo de jóvenes nacionalsocialistas, Bastión Frontal, cuyas actividades consistieron tanto en oponerse a la inmigración ilegal (especialmente a las pandillas callejeras de inmigrantes) como en llamar la atención sobre la difícil situación económica de muchos españoles de clase trabajadora que sufren las restricciones de la pandemia.

Una estudiante de historia de 18 años de la Universidad Complutense de Madrid, Isabel Peralta, fue observada por primera vez por la policía secreta en una actividad de Bastión Frontal en septiembre de 2020. Anteriormente había estado activa en otras actividades falangistas, pero se habían desilusionado con algunos de sus líderes y su desviación política con respecto a los puntos del ideario original. Isabel atrajo la atención internacional el 13 de febrero de 2021 cuando pronunció un discurso en homenaje a los heroicos voluntarios anticomunistas de la División Azul, que lucharon en el Frente Oriental después de 1941 contra el Ejército Rojo de Stalin.

Isabel Peralta se convirtió en una de las nacionalistas más conocidas de España en febrero de 2021: Armando Rodríguez Pérez tenía la tarea de infiltrar y socavar su grupo juvenil nacionalsocialista Bastión Frontal.

A fines de 2020, Armando Rodríguez Pérez, un abogado de 30 años, apareció repentinamente en los círculos de la “ultraderecha”. Primero apareció entre los ultras del fútbol en el duro barrio madrileño de San Blas-Canillejas como mano derecha de uno de los principales líderes Hooligan del país, A. Ayala, luego pronunció un discurso sobre el historial militar de la División Azul en una reunión de nacionalsocialistas interesados en la historia militar. No tenía antecedentes de actividad política radical, ni siquiera la más remota conexión con cualquier forma de movimiento nacionalista más allá de una asociación vecinal cuus involucra como coincide con las mismas fechas que sus primeros pasos junto a la sección de Canillejas. Nadie sabía nada de él y nadie comprobaba su buena fe. Por razones que ahora parecen desconcertantes, Armando fue aceptado como camarada por varias facciones radicales, cada una de las cuales quizás asumió que alguien más había respondido por él.

Armando mejoró su credibilidad en esos círculos al aferrarse a Bastión Frontal después de que se había convertido en la cara más visible del nacionalismo radical español, en gran parte gracias a su co-líder, Isabel Peralta.

En muy poco tiempo se había convertido en uno de los líderes de este grupo de jóvenes nacionalsocialistas, en parte porque era unos años mayor y en parte porque les ofrecía asesoramiento legal gratuito e incluso los representaba en los tribunales sin cargo.

Armando Rodríguez Pérez presentando al historiador José Luis Jerez Riesco en una reunión en noviembre de 2021 en la sede de Bastión Frontal en Madrid. En este punto, Armando era efectivamente líder de Bastión Frontal porque Isabel residía temporalmente en Alemania.

Pronto comenzó a llamarse a sí mismo ‘Armando Bastión’ y hacía discursos regulares en las reuniones del grupo, y también actuaba como moderador de su foro en línea de Telegram. Después de que Isabel Peralta se mudara a Alemania por unos meses a fines de 2021 y principios de 2022, Armando Rodríguez Pérez se estableció como líder efectivo de Bastión Frontal, especialmente después de que el colíder Rodrigo Miguélez fuera encarcelado. Armando representó a Rodrigo e Isabel en varios casos penales y civiles.

Durante el otoño de 2022, Bastión Frontal colapsó en gran medida por el interés manifiesto del mismo en su disolución, pero Armando Rodríguez Pérez continúa representando a Isabel en un caso penal de larga duración, donde los fiscales intentan encarcelarla por un discurso pronunciado en un mitin contra la inmigración frente a la Embajada de Marruecos en mayo de 2021. Él también la representa en una acción civil continua que ella ha iniciado contra el Centro Simon Wiesenthal con sede en los Estados Unidos y el Jerusalem Post. A Rodrigo Miguélez le representa en un delito de supuestas lesiones el cual hace semanas fue archivado por, supuestamente, falta de pruebas. También representa a varios jóvenes de la organización entre los que destaca uno de los jóvenes más activos y respetados, por unos altercados acontecidos en una acción frente a la embajada marroquí.

Sin embargo, en ambos casos (y en problemas legales anteriores relacionados con los activistas de Bastión Frontal), Armando Rodríguez Pérez tenía un conflicto de intereses que hacía que actuara en nombre de tales clientes fuera sumamente inapropiado. Si bien eran militantes nacionalistas, nacionalsocialistas y antisionistas, Armando Rodríguez Pérez tiene una larga trayectoria (que ocultó a sus nuevos clientes y ‘camaradas’) trabajando para una fundación académica explícitamente antifascista y antinazi con estrechos vínculos con Israel y organizaciones judías internacionales.

Armando Rodríguez Pérez como un joven abogado que trabaja con el Instituto Berg

ARMANDO Y EL INSTITUTO BERG

Armando Rodríguez Pérez llegó repentinamente a los círculos nacionalistas / nacionalsocialistas después de varios años trabajando con una importante organización académica que se especializa en estudios del ‘Holocausto’ y otros temas ‘antifascistas’, el Instituto Berg con sede en Madrid.

Estudió durante un año en la Universidad Hebrea de Jerusalén. Su biografía en la versión en español del sitio web de su antiguo bufete de abogados se editó más tarde para eliminar la referencia a su tiempo en Jerusalén, pero un borrador anterior en inglés de la misma página todavía incluye esta referencia.

El máster de Armando en “Relaciones Internacionales, Derecho Internacional y Resolución de Conflictos” se realizó conjuntamente con la Universidad Alfonso X el Sabio, Madrid; la ‘Universidad para la Paz’ de la ONU; y el Instituto Berg.

Luego pasó a trabajar como parte del ‘equipo de coordinación académica’ asumiendo él mismo dicho papel de liderazgo del Instituto Berg y participó en los programas de capacitación conjunta del Instituto con el Ejército y las fuerzas de seguridad de Colombia.

En otras palabras, Armando Rodríguez Pérez no estaba simplemente estudiando en Israel, o asociado casualmente con el Instituto Berg, en realidad era un organizador y coordinador de varios de sus proyectos. Esto es especialmente inquietante cuando uno mira con más detalle el contenido de las conferencias que organizó.

Similares lazos con el Instituto Berg compartieron los dos íntimos con los que en 2015 Armando Rodríguez Pérez montó un despacho de abogados en Madrid llamado GABEIRO – José Feliciano Beceiro Armada y Jesús Gavilán Hormigo. Gavilán estudió en Jerusalén durante 2014 junto con Armando, y trabajó para la Fundación Internacional Baltasar Garzón, nombrada en honor al juez ‘antifascista’ de izquierda más infame de España. Mientras que Beceiro precedió a Armando como organizador de la conferencia internacional del Instituto Berg.

Un cuarto abogado que formó parte de esta efímera firma GABEIRO en Madrid (Álvaro Domec López) fue incluido en el caso penal de Isabel Peralta por Armando en enero de 2022, un hecho que la propia Isabel desconocía por completo hasta que se reveló en los documentos judiciales.

Armando dando una entrevista televisiva en su otro papel como un respetable joven abogado

Hay que mirar más de cerca a este Instituto Berg, del que Armando Rodríguez Pérez actuó como coordinador/organizador antes de su súbita ‘conversión’ a la causa nacionalista radical/nacionalsocialista.

Hay muchos judíos en el mundo y, por supuesto, sería ridículo suponer que un abogado es un agente judío si simplemente tuviera una conexión pasajera con un cliente judío.

La conexión de Armando es mucho más seria, especialmente cuando se ve junto con el trabajo con la policía y el ejército, y el trabajo internacional realizado con el respaldo de esta organización antifascista en particular.

Los lectores deben tener en cuenta que Armando nunca en ningún momento ha confiado en sus nuevos camaradas, explicando su conversión política. Tan sólo ha dado a determinados hombres concretos una pequeña pincelada para, según el dicho popular en españa “curarse en salud”. Su pasado como organizador de conferencias antifascistas fue completamente secreto hasta que se reveló durante esta investigación.

Una de las Jornadas del Instituto Berg organizadas por Armando Rodríguez Pérez

ARMANDO EL ORGANIZADOR DE LA CONFERENCIA ANTINAZI

En 2014 y 2015, Armando Rodríguez Pérez fue el organizador de dos conferencias internacionales para el Instituto Berg. Se trataba de eventos de muy alto nivel, con una duración en cada caso de quince días, comenzando en Madrid y continuando por varias ciudades europeas. Los directores académicos de la conferencia fueron los dos codirectores del Instituto Berg, incluido el supervisor académico de Armando, el Prof. Joaquín González Ibáñez.

Estas conferencias estaban imbuidas del espíritu “antinazi” y antifascista del Instituto Berg. En 2014, el segundo día de la conferencia incluyó un homenaje a una exposición en el Museo Reino Sofía dedicada a la pintura de Picasso Guernica, la ciudad española bombardeada por la Legión Cóndor (una fuerza alemana que apoyaba a los nacionalistas del general Franco) en abril de 1937 durante la Guerra Civil Española, que ha alcanzado un estatus mítico e icónico para los antifascistas.

El codirector del Instituto Berg dio una conferencia a la conferencia titulada ‘Colonialismo, Guerras Mundiales y el Holocausto’, luego el 1 de julio (después de que la conferencia visitó el Tribunal Europeo de Derechos Humanos), Armando organizó una visita al campo de concentración en Natzweiler-Struthof en Alsacia. Este fue el único campo de este tipo establecido por las autoridades alemanas en suelo francés y, a menudo, se lo describe como un “campo de la muerte”. De manera controvertida, se afirma que hubo una cámara de gas homicida en el campo, pero solo una primitiva utilizada para asesinatos experimentales ocasionales, no los asesinatos en masa alegados en Auschwitz y otros campos en Europa del Este.

Armando Rodríguez Pérez organizó dos visitas al campo de concentración de Natzweiler – Struthof para las conferencias internacionales del Instituto Berg

El erudito revisionista Prof. Robert Faurisson ha analizado en detalle esta historia de la ‘cámara de gas’ de Natzweiler-Struthof. Faurisson descubrió que incluso el experto científico enviado por los fiscales franceses para examinar a Struthof (Prof. René Fabre, Decano de la Facultad de Farmacología de París) concluyó en diciembre de 1945 que no había rastro de ácido cianhídrico (es decir, la supuesta arma homicida ‘Zyklon B’, en realidad un insecticida) en la supuesta ‘cámara de gas’ de Struthof. Tampoco los cadáveres de presuntas víctimas ‘gaseadas’ que Fabre inspeccionó en una morgue de Estrasburgo mostraban rastro alguno de este veneno. Natzweiler-Struthof es, por lo tanto, único entre los supuestos ‘campos de exterminio’ por haber sido inspeccionado, no por un ‘revisionista’, sino por un testigo experto que trabaja para el nuevo gobierno francés, y se descubrió que no había sido utilizado de la manera ahora descrita por el ‘Holocausto’ industria.

Pero nada de eso lo menciona el Instituto Berg, para quien la visita organizada por Armando fue simplemente una genuflexión en un sitio del ‘Holocausto’. Al igual que el viaje a la exposición de Guernica en Madrid, este fue un acto de homenaje cuasi religioso a las ‘víctimas del nazismo’. Como veremos, toda la perspectiva del Instituto Berg se basa en los fundamentos del Holocausto.

Al día siguiente de este acto de homenaje en el “campo de exterminio”, la conferencia discutió los juicios de Nuremberg, que nuevamente son fundamentales para la versión de “derecho internacional de los derechos humanos” promovida por el Instituto Berg.

Un año más tarde, en junio-julio de 2015, Armando organizó una segunda conferencia del Instituto Berg en líneas muy similares, incorporando nuevamente una visita al “campo de exterminio” de Natzweiler-Struthof. En esta oportunidad también hubo una conferencia del académico abogado Javier Chinchón de la Universidad Complutense de Madrid, sobre el tema de la memoria histórica y la responsabilidad del Estado con las ‘víctimas’. Chinchón argumentó que España había fallado lo suficiente en condenar los crímenes de la era franquista: ha sido uno de los principales cabilderos académicos que presionan por una estricta “ley de memoria democrática” del tipo de la adoptada recientemente.

La actual clienta de Armando, Isabel Peralta, ha hecho campaña del otro lado de este argumento, pero Armando a la hora de ofrecer sus servicios prefirió ocultar este dato “insignificante” a un cliente considerado uno de los principales antisemitas a nivel internacional. Olvido el detalle de que él mismo había sido el organizador de conferencias académicas que promovieron activamente dicha ley; conferencias que estaban completamente imbuidas de un espíritu “antifascista” que buscaba fundamentar todo el enfoque de los “derechos humanos” en un enfoque políticamente sesgado de la Guerra Civil Española y la Segunda Guerra Mundial.

En 2013, una conferencia anterior del Instituto Berg, similar a las dos organizadas por el propio Armando durante 2014-2015, fue organizada por el socio de Armando en la firma GABEIRO, José Feliciano Beceiro Armada. Esto incluyó una recepción ofrecida por el Embajador de Colombia. (Beceiro y Armando participaron en las sesiones de capacitación del Instituto Berg para el Ejército y las Fuerzas de Seguridad de Colombia).

Una vez más, esta conferencia concluyó con una peregrinación solemne al “campo de exterminio” en Natzweiler-Struthof.

Armando Rodríguez Pérez, joven abogado y organizador de conferencias del Instituto Berg

Los colegas de Armando en el Instituto Berg han seguido organizando estas conferencias todos los años, cuando la pandemia no los ha interrumpido. En 2019, la conferencia se llevó a cabo en Israel, en coordinación con los socios académicos de larga data del Instituto Berg, la Universidad Hebrea de Jerusalén. Incluyó visitas al antiguo ícono histórico de Masada, donde supuestamente los terroristas judíos se suicidaron en el año 74 dC en lugar de rendirse a las fuerzas romanas que habían asediado la fortaleza; al parlamento de Israel, la Knesset; y por supuesto una peregrinación al Museo del Holocausto, Yad Vashem.

En enero de 2022, una conferencia internacional similar organizada por el Instituto Berg incluyó una peregrinación a Auschwitz.

EL INSTITUTO BERG: ENRAIZADO EN LOS ESTUDIOS DEL HOLOCAUSTO Y EL ANTINAZISMO

El Instituto Berg –para el que trabajó Armando Rodríguez Pérez y que fue coorganizador de su formación académica– se especializa en publicar la obra de destacados judíos en relación con el Holocausto, los juicios por crímenes de guerra y las actividades antinazis.

Incorporada formalmente en 2009 como la Fundación Berg Oceana Aufklarung, su fundador y codirector es el Prof. Joaquín Gonzáles Ibáñez, profesor de derecho internacional y relaciones internacionales tanto en la Universidad Complutense de Madrid, establecida desde hace mucho tiempo, como en la universidad privada Alfonso X.

Entrevistado en enero de 2019, el profesor Gonzáles explicó que el Instituto se inspiró en parte en su héroe político Nelson Mandela, y enfatizó que toda su perspectiva sobre los “derechos humanos” estaba arraigada en el antifascismo y el antinazismo:
“Siempre nos referimos a la perspectiva histórica, que probablemente los tres peores legados de los últimos siglos, las horas más oscuras, los capítulos más oscuros, los momentos más infames de los dos últimos siglos de la historia mundial fueron precisamente creados por europeos. Lo que quiero decir es el legado del colonialismo y el fascismo, todos ellos son creaciones europeas. Así, Franco, Mussolini y Hitler y otros personajes históricos son tan europeos como van Gogh, Goya o Picasso. Y en este programa, partimos de Auschwitz y nos vamos al Museo de Arte Moderno Reina Sofía para encontrarnos con el Guernica de Picasso. Y tenemos esta herramienta, que es un enfoque jurídico, pero también histórico, político…”

El Prof. Gonzáles continuó describiendo cómo su Instituto Berg había creado “la biblioteca de derechos humanos más importante en el idioma español”. Esto comenzó en 2010 con la Trilogía de Auschwitz de Primo Levi que fue “la cuna del proyecto, el primer libro de la colección, el número cero, tuvimos la suerte de tener el mejor punto de partida. …Ir a Auschwitz de la mano de Primo Levi, te muestra no solo el pasado, sino cuáles son tus principales responsabilidades hacia el planeta tierra”.

El Instituto Berg y el Centro Sefarad Israel organizaron conjuntamente este evento para promocionar las memorias de Raphael Lemkin, un abogado judío que fue asesor principal en los juicios de Nuremberg y acuñó el término ‘genocidio’.

En el momento de esta entrevista en 2019, el Instituto acababa de publicar Totalmente Extraoficial, las memorias de Raphael Lemkin, publicadas por primera vez en inglés en 2013 como Totally Unofficial. Más famoso como el hombre que acuñó el término “genocidio”, Lemkin era un abogado judío polaco que se mudó a los EE. UU. y se convirtió en asesor especial del Departamento de Guerra de los EE. UU. Su libro de 1944 Axis Rule in Occupied Europe se considera un “texto fundamental en los estudios del Holocausto”, y Lemkin pasó a ser el asesor principal de Robert H. Jackson, abogado principal de los juicios de Nuremberg.

La edición en español tenía 70 páginas adicionales extraídas del archivo de Lemkin y un prólogo del escritor español Antonio Muñoz Molina, ganador del Premio Jerusalén y ahora residente en Nueva York. Muñoz también escribió una introducción a la edición en español de 2019 del Instituto Berg de las Memorias de los “cazadores de nazis” militantes más famosos de Europa, Serge y Beate Klarsfeld (publicadas por primera vez en francés en 2015 y en inglés en 2018 como Hunting the Truth: Memoirs of Beate and Serge Klarsfeld). El video a continuación muestra un evento organizado conjuntamente por el Instituto Berg y un centro cultural judío en Madrid, el Centro Sefarad Israel, en homenaje a los Klarsfeld.

Ahora se sabe que los Klarsfeld trabajaron regularmente con la policía secreta comunista de Alemania Oriental, la Stasi, para demonizar a los políticos occidentales como “nazis” y realizar trucos de propaganda “anti-nazi”. Organizaron muchas operaciones secretas contra veteranos nacionalsocialistas y “neonazis” y en 1974 fueron declarados culpables y sentenciados a dos meses de prisión (más tarde suspendidas) por el intento de secuestro del ex oficial de inteligencia de las SS Kurt Lischka.

Los logros más famosos de los Klarsfeld incluyeron rastrear al ex oficial de la Gestapo Klaus Barbie y haciéndolo deportar de Bolivia a Francia para ser juzgado, y hacer campaña para el enjuiciamiento del jefe de la policía de Paris retirado Maurice Papon. También rastrearon a René Bousquet, un ex funcionario del gobierno de Philippe Pétain en Vichy. Bousquet fue asesinado antes de que pudiera ser juzgado.

En varias ocasiones, los Klarsfeld intentaron localizar a Alois Brunner, un exfuncionario del Tercer Reich que vivía en Damasco: Beate Klarsfeld incluso emprendió una misión encubierta en Siria, donde estuvo brevemente encarcelada.

Desde finales de la década de 1970, uno de los principales objetivos de los Klarsfeld fue el erudito revisionista francés Prof. Robert Faurisson. Hicieron campaña a favor de su enjuiciamiento, testificaron en sus juicios y organizaron propaganda antirrevisionista en muchos países. También han estado activos en campañas contra muchas variedades diferentes de políticos nacionalistas modernos, incluso aquellos como Marine Le Pen que se distancian laboriosamente del racialismo, el revisionismo histórico, el nacionalsocialismo y el “antisemitismo”.

Los Klarsfeld son destacados por el fundador del Instituto Berg, Gonzáles, como una de sus principales inspiraciones, al igual que Fritz Bauer, el juez judío alemán que fue el responsable de alertar al servicio de inteligencia israelí Mossad sobre el paradero de Adolf Eichmann, permitiéndoles comenzar la operación que terminó en su secuestro en Buenos Aires, juicio y ejecución. Bauer también dirigió la acusación en los juicios de Frankfurt Auschwitz que comenzaron en 1963 y fueron los juicios más importantes relacionados con el “Holocausto” después de Nuremberg. El Instituto Berg trabajó con el Instituto Fritz Bauer para crear un “Premio cinematográfico de derechos humanos” en honor conjunto de Fritz Bauer y Raphael Lemkin.

El juez judío-alemán Fritz Bauer es otro héroe de la historia del ‘Holocausto’ venerado por el Instituto Berg

Al construir el Instituto, el Prof. Gonzáles ha dicho: “Soñé personalmente con mis héroes, Lemkin, Primo Levi, por supuesto, Klarsfeld y, finalmente, Fritz Bauer. …Además, estamos trabajando en algo especial sobre la Guerra Civil en España y la posguerra civil y el trauma y el legado punitivo e infame de la dictadura franquista y la suerte de una respuesta democrática durante los últimos 40 años de democracia española . No teníamos en España ninguna agenda diseñada cuando se desarrolló la transición española sobre cómo abordar las violaciones de derechos humanos y los crímenes de la dictadura franquista de 1939 a 1975. Probablemente poca gente pensó en este necesario escenario”.

En otras palabras, el Prof. Gonzáles hablaba de la falta de institucionalización del “antifascismo” en la España posfranquista. Esta deficiencia ha sido subsanada en 2022 con la “ley de la memoria democrática” que demoniza el nacionalismo español y consagra a los comunistas y antifascistas como héroes, y con una ley de “antisemitismo” que la acompaña y que criminaliza efectivamente las críticas al judaísmo y muchas formas de revisionismo del Holocausto.

Otros libros publicados por el Instituto Berg incluyen:
– La edición en español de El juicio de Eichmann de Deborah Lipstadt (2019: publicado por primera vez en inglés en 2011 como The Eichmann Trial).
– La edición en español de las memorias de Richard Sonnenfeldt, un oficial de inteligencia judío-alemán que fue intérprete personal del general William Donovan, jefe de la OSS (precursora de la CIA) e intérprete principal del equipo de la fiscalía estadounidense en los juicios de Nuremberg ; estas memorias fueron publicadas en español por el Instituto Berg en 2018 como Testigo en Núremberg; publicado por primera vez en inglés en 2006 como Witness to Nuremberg.
– Un libro sobre los neonazis estadounidenses de Aryeh Neier, un abogado judío alemán que se desempeñó durante veinte años como presidente de la red “filantrópica” de George Soros, el Open Society Institute; en la edición en español del Instituto Berg (2020) este libro se llama Defendiendo a mi enemigo; publicado por primera vez en inglés en 1979 como Defending My Enemy: American Nazis in Skokie, Illinois, and the Risks of Freedom.
– Las memorias de Sari Nusseibeh, un palestino muy controvertido visto por muchos de sus compatriotas como un traidor porque aboga por renunciar al derecho de retorno de los palestinos a cambio de acuerdos de “paz” no especificados con Israel; Nusseibeh cofundó una iniciativa conjunta en 2002 con Ami Ayalon, ex jefe del servicio de seguridad israelí Shin Bet; las memorias fueron publicadas por el Instituto Berg en 2020 como Érase una vez un país: una vida palestina (publicadas por primera vez en inglés en 2007 como Once Upon a Country: A Palestine Life).
El juicio del Káiser, del académico judío canadiense William Schabas, una historia del intento de llevar a juicio al káiser alemán Wilhelm II por “crímenes de guerra” después de la Primera Guerra Mundial; esta edición en español se publicó en 2020; la primera edición en inglés en 2018 se tituló The Trial of the Kaiser; gran parte del trabajo de Schabas se centra en el desarrollo de la ley de derechos humanos en el contexto del Holocausto y los juicios de Nuremberg, aunque a veces ha sido controvertido por su asociación con la izquierda israelí y sus críticas a los gobiernos de Netanyahu.
– Las memorias de Telford Taylor, un abogado estadounidense y oficial de inteligencia más famoso por su papel como fiscal jefe en los juicios de Nuremberg. Este fue publicado por Instituto Berg en 2022 como Anatomía de los juicios de Núremberg, y publicado por primera vez en inglés en 1992 como The Anatomy of the Nuremberg Trials: A Personal Memoir.
Justicia Imperfecta de Stuart Eizenstat, publicado por Instituto Berg en 2019, publicado por primera vez en 2009 como Imperfect Justice: Looted Assets, Slave Labor, and the Unfinished Business of World War II. Este es un relato del papel de Eizenstat durante la década de 1990 tratando de obtener una compensación financiera para las familias judías cuyas propiedades, pertenencias o cuentas bancarias supuestamente habían sido confiscadas o perdidas durante el Holocausto. Desde 2013 ha sido el “Asesor Especial para Asuntos del Holocausto” del Departamento de Estado de EE. UU., designado para ese cargo por Hillary Clinton.

Uno de los numerosos libros sobre la historia del ‘Holocausto’ publicados por el Instituto Berg es una traducción al español de las memorias del fiscal jefe de Nuremberg, Telford Taylor.

Realmente no podría estar más claro que el Instituto Berg es uno de los principales promotores académicos de los estudios sobre el Holocausto en España y está imbuido de un espíritu antifascista y “antinazista”. Mientras tanto, el ex alumno del Instituto Berg, Armando Rodríguez Pérez, se ha presentado durante los últimos dos años como un militante fascista, nacionalsocialista o nacionalbolchevique: a veces carlista, a veces falangista, a veces franquista, defensor de una nación española integral, a veces promoviendo esquemas separatistas. Mientras cambiaba de facciones, Armando se ha asociado estrechamente con las alas militantes de la “extrema derecha” española. No solo actuó como abogado de las principales figuras del ahora desaparecido grupo juvenil nacionalsocialista Bastión Frontal, sino que se insertó en su liderazgo.

LA MISIÓN DE INFILTRACIÓN DE ARMANDO

En los últimos meses se ha ampliado la misión del infiltrado antifascista Armando Rodríguez Pérez. Ha buscado acercarse cada vez más a Juan Antonio Llopart, veterano nacionalista radical y editor. Armando se presenta a sí mismo como un militante antisionista que busca vincularse con el gobierno iraní y sus aliados.

Ahora figura como ‘secretario de acción política’ de la nueva organización Movimiento Pueblo de Llopart, que busca registrarse como partido político a tiempo para las elecciones locales del 2023. En una reciente conferencia en Madrid que ayudó a organizar a Llopart, Armando conoció por primera vez a la activista británica Lady Michèle Renouf, quien naturalmente asumió que era un nacionalista y antisionista de buena fe. Durante el fin de semana del 2 al 4 de diciembre de 2022, Armando asistió a una pequeña reunión en la segunda casa de Lady Renouf en el campo alemán, donde entre los invitados se encontraban algunas figuras conocidas de la escena nacionalsocialista alemana. Buenas noticias para el infiltrado antifascista Armando, quien habrá recogido inteligencia y hecho lo que esperaba que fueran contactos útiles. Los involucrados ahora están siendo advertidos sobre las verdaderas lealtades de Armando, y esperamos que se minimice el daño.

Durante 2021 Armando Rodríguez Pérez se infiltró en grupos reaccionarios y radicales de ‘derecha’: aquí se le ve promoviendo al grupo ultraconservador Resiste España, pero simultáneamente trabajó con grupos radicales e incluso separatistas que son diametralmente opuestos a la política de Resiste España.

Estas conexiones británicas y alemanas ya han llevado a Armando Rodríguez Pérez a infiltrarse en un plan para obtener ayuda iraní para un prófugo político buscado por las autoridades alemanas. Estamos completamente informados sobre este plan, pero por razones obvias aún no informamos los detalles completos. Se están tomando medidas para minimizar los daños que pueda causar el infiltrado antifascista Armando Rodríguez Pérez, aunque claro aún no se sabe si su intención es sabotear el rescate de este disidente o utilizar todo el asunto para congraciarse con las redes iraníes e infiltrarlas en nombre de los intereses israelíes.

Lo cierto es que Armando Rodríguez Pérez es una mala noticia para los nacionalistas, nacionalsocialistas, revisionistas y antisionistas. Varias de sus posiciones ideológicas inconsistentes parecen haber sido adoptadas con la intención principal de debilitar y dividir el movimiento nacionalista radical, tanto dentro de España como internacionalmente.

En enero de este año, cuando la policía de Madrid intentaba localizar a Isabel Peralta (que en ese momento residía temporalmente en Alemania), les llamó por teléfono un abogado llamado Álvaro Domec, que afirmó ser el representante legal de Isabel. De hecho, la señorita Isabel no le reconoce como su representante hasta la primera declaración en la que la juez asignada menciona el nombre de Álvaro en vez de Armando, corroborando que así es al adquirir los documentos judiciales en su juicio en curso por el discurso de mayo de 2021 frente a la Embajada de Marruecos que continúan presentando a Domec como su abogado.

Por misteriosas razones, ninguno de los expedientes policiales y de la fiscalía relacionados con la investigación de Isabel Peralta y Bastión Frontal menciona a Armando Rodríguez Pérez. Además, a pesar del intenso interés de los medios antifascistas y de los principales medios de comunicación en Bastión Frontal, que durante gran parte de 2021-2022 fue retratado como una organización ‘neonazi’ particularmente peligrosa y violenta, ningún periodista y ningún ‘antifascista’ expuso jamás su co-líder ‘Armando Bastión’ como el exteriormente respetable abogado madrileño Armando Rodríguez Pérez. Cabe mencionar que la demanda impuesta por Isabel al centro Simón Wiesenthal y Jerusalem Post en la que Armando ejerce como representante legal, ha sido prorroga en dos ocasiones pues no ha llegado la demanda a sus demandantes en el plazo lógico de tramitación.

Igualmente misteriosa fue la reticencia del propio Armando durante marzo de 2022, cuando su cliente Isabel Peralta fue detenida en el aeropuerto de Frankfurt e interrogada, antes de ser expulsada del país en lo que parece ser una deportación potencialmente ilegal; y en octubre de 2022 cuando fue detenida nuevamente por la policía alemana en Hesse y cumplió con una orden de exclusión permanente. En ambas ocasiones ella necesitaba urgentemente un abogado alemán confiable, pero Armando dio la impresión de que no tenía contactos alemanes que pudieran ayudar.

Isabel Peralta dirigiéndose a una manifestación contra la inmigración organizada por Bastión Frontal frente a la Embajada de Marruecos en mayo de 2021: Armando Rodríguez Pérez era co-líder del grupo y es el abogado defensor de Isabel en un juicio penal derivado de este discurso, pero también es un espía antifascista: un evidente conflicto de intereses que debería hacer que se desestimara la acusación.

En el momento del arresto de Isabel en marzo en Frankfurt, fue el editor adjunto de Heritage & Destiny, Peter Rushton, y no su abogado madrileño Armando Rodríguez Pérez, quien se puso en contacto con un experimentado abogado alemán de Berlín, Wolfram Nahrath, y le pidió que lo representara Isabel, lo cual hizo.

Esto fue utilizado seis o siete meses después por las autoridades alemanas como “prueba” de que la propia Isabel tenía “conexiones de alto nivel” con “extremistas políticos alemanes”.

Completamente desconocido para Isabel, su abogado español Armando en realidad tiene relaciones particularmente estrechas con abogados alemanes, que él había evitado cuidadosamente mencionarle. De hecho, su despacho de abogados en Madrid (C. de Serrano, 79, 7d) que en su día fue la oficina de su extinto despacho GABEIRO, ahora funciona como sucursal en Madrid de un despacho de abogados llamado Strafverteidiger Spanien. Esta firma tiene nombre alemán, aunque tiene su sede en Barcelona y también tiene una sucursal en la localidad turística de Palma de Mallorca.

La firma está dirigida por la amiga y colega de Armando, Maria Barbancho Saborit, y se especializa en representar a clientes de habla alemana que necesitan representación legal en España, incluidas personas acusadas de delitos financieros y/o que enfrentan órdenes de arresto europeas.

La Sra. Barbancho Saborit parece tener ascendencia alemana en parte, y se educó en la Deutsche Schule de Barcelona, antes de pasar parte de su carrera universitaria en Heidelberg. No hay ninguna sugerencia de que la Sra. Barbancho Saborit sea necesariamente parte o incluso consciente de la doble vida de Armando dentro de los movimientos nacionalsocialistas europeos. Está cualificada en derecho español y alemán.

Armando Rodríguez Pérez saliendo de la corte en Madrid con su cliente Isabel Peralta en marzo de 2022, luego de una audiencia de su caso contra el Centro Simon Wiesenthal y Jerusalem Post. Nuevamente, el conflicto de intereses del espía antifascista Armando no fue revelado a su cliente.

CONCLUSIÓN

La misión de infiltración de Armando Rodríguez Pérez como espía en círculos nacionalistas radicales y nacionalsocialistas plantea serios interrogantes sobre la justicia española.

¿Cómo puede ser correcto que un infiltrado actúe como representante legal de alguien acusado de delitos políticos, cuando sin el conocimiento de su cliente, el abogado en cuestión tiene un largo historial de asociación con ideas políticas completamente opuestas?

Naturalmente, es posible que un abogado represente a alguien cuyas opiniones no comparte. Pero en este caso, Armando Rodríguez Pérez fingió compartir esos puntos de vista (de hecho, actuó como líder de los grupos políticos involucrados y como abogado de sus activistas), mientras que en realidad tenía una lealtad de larga data con las fuerzas opositoras.

Es urgente que se abandone el actual procesamiento de Isabel Peralta y que la policía secreta y la fiscalía española expliquen cuánto sabían sobre la verdadera agenda de Armando Rodríguez Pérez.

Mientras tanto seguiremos trabajando con los movimientos nacionalistas, nacionalsocialistas, revisionistas y antisionistas de varios países en un esfuerzo por minimizar y reparar el daño infligido por Armando Rodríguez Pérez.

Esta es la información certificada y corroborada, lejos de hipótesis o suposiciones sin fundamentar, cada frase aquí expuesta puede perfectamente certificarse con una indagación por internet. Como cualquier exposición científica y lógica, la labor del escritor es poner en conocimiento datos reales y científicos, dejando al lector que según su nivel de capacidad para interpretar llegue a unas conclusiones determinadas. De acuerdo con la constitución española el presente informe no será constitutivo de delito, pues si bien el artículo dieciocho del título segundo “se garantiza el honor, el derecho a la intimidad personal y familiar” el artículo 20 certifica que se reconoce además el derecho “A comunicar o recibir libremente información veraz por cualquier medio de difusión.” Nuestra labor, por tanto, acaba aquí, quien pueda ver no será ciego.

Como escribió Friedrich Nietzsche hace más de un siglo: Aus der Kriegsschule des Lebens – Was mich nicht umbringt, macht mich stärker. “De la escuela de la guerra de la vida. – Lo que no me mata, me hace más fuerte.”

  • Find By Category

  • Latest News

  • Follow us on Twitter

  • Follow us on Instagram

  • Exactitude – free our history from debate deniers